Asturias Laica ante el 25 de mayo

Desde hace tiempo Asturias Laica viene defendiendo, y difundiendo, la importancia que para la historia de Asturias tienen los acontecimientos del 25 de mayo de 1808, acontecimientos que siguen siendo desconocidos casi mayoritariamente y que, sin embargo, justificarían que las instituciones promovieran ese día como auténtico Día de Asturias,  recordando una fecha en la que se creó la Junta Suprema, se reconoció la soberanía popular y se declaró la guerra a Napoleón. El 25 de mayo supuso el “nacimiento, ni más ni menos, que del pensamiento y la praxis democrática en nuestro país, Asturies, con todas sus imperfecciones y deficiencias, pero también con toda su grandeza” (Faustino Zapico)

Fue, entonces, pues, la primera vez, no solo en Asturias sino en toda España, que un órgano oficial reconocía la soberanía popular, base de toda democracia moderna.

Actos

Por ello, este año, una vez más, el 25 de mayo Asturias Laica organiza ese día, en Oviedo,  una serie de actos:

A las 13:00 horas, ofrenda floral ante la placa que en Oviedo conmemora la fecha, calle Cimadevilla, esquina a calle Altamirano, y lectura de un manifiesto firmado por distintas organizaciones.

A las 18:00 horas, en la Sala de Grados de la Facultad de Pedagogía, una conferencia a cargo del historiador Faustino Zapico, “El 25 de mayo en su contexto histórico”

Además, días antes, el sábado 2o, y organizado por el Espaciu La Llegra de Oviedo, Faustino Zapico nos guiará por los lugares más significativos históricamente y nos ayudará a conocer la dimensión e importancia de lo ocurrido en Asturias en esos días de 1808. Se saldrá desde el Espaciu La Llegra (Postigo Bajo, 40) a las 18:00 horas. (Evento en Facebook)

Un poco de historia

 

Un 25 de mayo de 1808, con el poder central en manos de los franceses, Asturias declara la guerra a Napoleón. La Junta Suprema del Principado se declara soberana, reconoce la soberanía popular, organiza un ejército y envía embajadores a Inglaterra.

«La Junta asturiana, la primera que se creó, ofrece rasgos de especial interés. Aunque la Junta inicial tiene características comunes con las que se crearán en el resto de España, desde el 28 de mayo, cuando se reúne de nuevo la Junta General del Principado, se convertirá en una institución que combina una doble legitimidad, la que procede de la voluntad popular, que le permite asumir la soberanía, y la de ser un órgano ―constitucional-, que le proporcionará argumentos para reivindicar una amplia autonomía incluso después de constituida la Junta Central. Fue, quizá, la única que se sintió legitimada para legislar -no solo para elaborar normas nuevas, sino para cambiar las leyes establecidas- y conservó la soberanía hasta el mes de abril de 1809»

Soberanía y Derechos Constitucionales: La Junta Suprema de Asturias (1808-1809). Francisco Carantoña

 

Resumen del alzamiento y revolución de 1808 en Asturias, José Luis Iglesias (para descarga)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: