Feminismos Córdoba organiza una apostasía colectiva contra “la misoginia del obispo”

julio 24, 2017
La asociación Feminismos Córdoba asesora ya a una cincuentena de personas para realizar un acto público y dejar la Iglesia católica

Juana Guerrero en una imagen del 2015 | Álvaro Carmona / CORDÓPOLIS

Fuente. Cordópolis, 24/07/2017

Abandonar la Iglesia católica por no compartir sus creencias y en protesta por las declaraciones “misóginas” del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández. Ese es el objetivo de una acción que este mes de julio han iniciado desde la la asociación Feminismos Córdoba y que quiere concluir el próximo 28 de septiembre con un acto de apostasía colectiva.

La idea para poner en marcha este acto conjunto para dejar de pertenecer a la Iglesia ha surgido, además de “por no compartir ni ritos ni creencias” con la comunidad católica, como respuesta “ante las declaraciones contra el feminismo, los ataques frontales y la misoginia de las palabras del obispo”, según explica a este medio la presidenta de la asociación Feminismos Córdoba, Juana Guerrero.

Cabe recordar, en ese sentido, que Demetrio Fernández llegó a asegurar que la ideología de género “es una bomba atómica”, manifestaciones que se suman a sus palabras en contra del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo como “matanza de inocentes”, o contra el colectivo LGTBI  y en oposición a la ideología de género.

“Hemos decidido organizar un acto de apostasía colectiva que también sirva como forma de protesta y como reivindicación para reclamar la dignidad de todas las personas”, señala la portavoz de la asociación. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

La APOSTASÍA en ASTURIAS : ” Casi una treintena de apostasías y «muchas trabas»”

julio 9, 2014

205

” Casi una treintena de apostasías y «muchas trabas»”

Diario El Comercio ( 8 de Julio de 2014)

«Darte de baja de la Iglesia no es fácil y en la Diócesis asturiana, menos. Te ponen muchas trabas. Te dicen, por ejemplo, que tienes que pasar una entrevista personal que, en ocasiones, es terrible. Nosotros aconsejamos que no se haga, porque no es obligatoria, que se mande una carta certificada con acuse de recibo acompañada de una copia del DNI o, en último extremo, una declaración notarial». Así resume el presidente de Asturias Laica, José Luis Iglesias, el proceso que inician quienes deciden abandonar voluntariamente la fe, una opción que Asturias Laica no promueve, porque respeta la libertad de conciencia, aunque sí ayuda «a aquellas personas que la elijan. Alrededor de una treintena en los últimos años».

La que no ofrece datos es la Diócesis asturiana alegando que las apostasías son minoritarias y que los propios apóstatas no desean que se utilicen sus datos con fines estadísticos.

Sea como fuere, cuenta el portavoz de Asturias Laica, «todo se ralentizó mucho» cuando, en 2008, un fallo del Supremo eximió a la Iglesia de la obligación de borrar de los libros de registro a quienes reniegan de haber sido bautizados. «Así que te mandan un papel en el que consta la apostasía, pero ellos siguen contándote como creyente en sus estadísticas».